Ficha

Sinopsis

Un escritor en horas bajas es incapaz de escribir nada decente. El éxito comercial de su última novela parece haberle arrastrado hasta un bucle de inseguridad que lo mantiene bloqueado ante la página en blanco. Se obliga a tomar unas vacaciones y aislarse durante un tiempo en la Sierra de Cádiz, un retiro espiritual donde olvidarse de la presión de la editorial, de las facturas sin pagar y de las llamadas telefónicas constantes. Con el paso de los días descubre que, en la cabaña donde se aloja, aparece un nuevo número pintado en la pared cada mañana. Una cuenta atrás sin explicación aparente que termina sumiéndolo en la mayor de las obsesiones. Es probable que su vida corra peligro y el tiempo apremia. Los números no perdonan. Una crisis creativa, un cambio de escena, sucesos misteriosos, muerte, amor y reconciliación con uno mismo. Todo ello con un sabor profundamente rural y gaditano, contado con una narrativa fresca, ágil y sin tapujos. Estos son rasgos distintivos de Fopiani que lo hacen destacar dentro del género con toques ligeramente underground. La Carcoma es un pueblo, pero también una metáfora.

Reseña

Daniel Fopiani recibió en 2017 el Premio Valencia Nova de Narrativa por La Carcoma, no me suelo guiar por este tipo de premios a la hora de elegir mis lecturas y en este caso la sinopsis del libro me atrajo mucho más que el galardón.

En La Carcoma conoceremos a Ramsés, un joven escritor que tras el éxito de su primera novela se encuentra sumido en un bloqueo creativo que le impide cumplir las expectativas que recaen sobre él, sufriendo la presión de su representante para que escriba un nuevo libro.

Para superar este bloqueo aceptará el ofrecimiento de su amigo Juanje que le cederá su cabaña en un pueblo de la Sierra de Cádiz llamado La Carcoma. En esta cabaña aislada el escritor desea recuperar sus musas y comenzar por fin una novela con la que repetir éxitos pasados.

La llegada al pueblo no será lo esperado y Ramsés es recibido de forma poco hospitalaria por los habitantes de La Carcoma, estos consideran al escritor un forastero que llega para meterse en sus asuntos. La Carcoma me recordó a los pueblos tantas veces representados en el cine de la América profunda con bares de carretera y gasolineras grasientas con empleados con cara de pocos amigos.

En este caso tenemos la versión castiza de dichos pueblos, un lugar solitario con una cafetería, ultramarinos, un cuartel de la Guardia civil y pueblerinos sin muchas ganas de que un extraño conviva con ellos. El pueblo de La Carcoma es bien descrito por el autor que hace un gran trabajo en ese sentido consiguiendo transmitir esa sensación de aislamiento y rechazo que sufre Ramsés.

Una vez instalado en la cabaña verá como cada día aparecen números en diferentes lugares de la misma que parecen estar grabados a fuego y van realizando una cuenta atrás comenzando desde el 12,11,10… esta cuenta sirve a Fopiani para estructurar los capítulos del libro.

La situación irá minando la paciencia de Ramsés hasta denunciar en el cuartel de la guardia civil el suceso, donde conoceremos al que para mi es el mejor personaje de la obra: Loredo, un Guardia civil con un defecto en el habla que ya lo hace empatizar con el lector desde el primer minuto.

La primera mitad del libro es buena, bien narrada y no aburre. Más adelante el libro se pierde en un descenso a la locura de Ramsés, las razones del escritor para quedarse en el pueblo las noté demasiado forzadas. Fopiani vuelve al pasado en algunos pasajes para forjar la personalidad del mismo Loredo o de Ramsés y descubrimos un pasado de excesos de este último. Nos lo pintan como una persona que no ha sabido amar, solitario, excesivo en sus vicios…vamos todo demasiado tópico. Es Ramsés un personaje soso con el que yo no conseguí empatizar en absoluto aunque valoro los esfuerzos de Fopiani por dotar a nuestro protagonista de trasfondo. Loredo por su parte es mas de mi gusto, representa muy bien el egoísmo que mostramos en algunas ocasiones cuando queremos hacer el bien pero también conseguir a la vez algún tipo de beneficio. El uso además de su defecto del habla es un recurso sencillo pero de gran efectividad.

En la segunda mitad para mi se desinfla todo, el libro pierde su aura sobrenatural y todo se vuelve más humano, hasta llegar a un final que a pesar de tener un giro en la trama me recordó más a una escena final con un villano de James Bond que al final de una novela negra resultando algo decepcionante.

A pesar de todo en general La Carcoma es una novela bien llevada por el autor con sus altos y sus bajos pero que puede llegar a dar buenos momentos si le damos una oportunidad. El lector habitual de novela negra y misterio posiblemente verá desde lejos por donde van los tiros de la historia pero no quita que pueda disfrutarla. Daniel Fopiani no será el nuevo Stephen King pero si puede dar muchas sorpresas en un futuro.

Lo mejor

  • La ambientación del pueblo de La Carcoma
  • El Guardia civil Loredo
  • La primera mitad se lee muy rápido y engancha.

Lo peor

  • Va de más a menos.
  • Personaje principal algo «soso»
  • Final fácilmente predecible y algo rocambolesco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí