Ficha

Sinopsis

Quién no ha oído, y repetido, muchas veces frases como «La grasa engorda», «Para adelgazar debemos tomar menos calorías», «Desayunar es obligatorio para llevar una dieta saludable» o «Los huevos suben el colesterol».

En Mi dieta cojea, Aitor Sánchez desmonta muchos de los mitos relacionados con la alimentación y nos explica qué verdades y mentiras se esconden detrás de muchas creencias que suelen provenir de la falta de información rigurosa, la manipulación de los mensajes publicitarios por parte de la industria alimentaria e incluso de los dogmas sociales.

El principal objetivo es que el lector pueda desarrollar una conciencia crítica y profundizar en el aprendizaje de los principales conceptos de lo que debe ser una alimentación saludable.

Reseña

Conocí a Aitor Sanchez en el fantástico programa de radio de la Cadena Ser, Ser Consumidor, en la plataforma Ivoox. Escuchar a Aitor Sánchez fue tan didáctico y gratificante como leer su libro.

Ya en el prólogo de Mikel López Iturriaga (El comidista) titulado Guerra a la desinformación se van dejando pistas de lo que podremos leer a lo largo del libro:

“Hay personas que se asombran de lo mal que comemos. Yo me asombro de que queden personas que coman bien, dada la confusión reinante en los asuntos relacionados con la alimentación en los sobreinformados a la par que desinformados principios del siglo XXI.”

En Mi dieta cojea Aitor Sánchez recorre 19 mitos acerca de la alimentación, rebatiéndolos o apoyándolos no solo con lógica y sentido común que de esto tiene de sobra, sino con datos científicos, argumentos sólidos sobre estudios realizados y experiencia propia. Se aleja de la información sesgada que nos ofrecen las empresas en su publicidad.

Desde ¿Es el desayuno la comida más importante del día? a ¿Es necesario tomar leche? En este último da una réplica sencilla y directa a la trillada frase: “Los humanos somos los únicos mamíferos que toma leche tras el destete” que tanto se utiliza como una verdad universal e irrebatible.

El autor descarga cierta parte de la responsabilidad de la mala alimentación al individuo, cargando esta sobre las empresas que realizan publicidad engañosa y untan a ciertas organizaciones que supuestamente deben luchar por nuestra salud. Una de las partes más interesantes analiza la pirámide alimentaria española en la que, a pesar de no estar en ella propiamente, si anexa el alcohol tanto en cerveza como en vino, como algo permitido de forma moderada en un adulto, algo que resulta increíble para el autor. Esta presencia en la pirámide es utilizada por muchas empresas para “validar” lo saludable de su producto en etiquetas y campañas publicitarias.

Tras el éxito de Mi dieta cojea Aitor Sánchez ha publicado Mi dieta ya no cojea, en la que continua su labor divulgativa. Sin duda estará en mis próximas lecturas, me ha gustado el estilo directo, sencillo y didáctico del autor, ahora falta revisar mi dieta para que deje de cojear.

Lo mejor

  • Mitos bien argumentados, con lógica y sentido común ofreciendo datos.
  • Descarga parte de culpa al usuario volcando esta en las empresas.

Lo peor

  • Eché de menos consejos o platos que recomiende como más saludables

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí